Cirugía del estrabismo

¿QUÉ ES?

La cirugía del estrabismo es el tratamiento definitivo del estrabismo, que solo puede ser quirúrgico: se deben reforzar o relajar los músculos oculares (encargados de los movimientos del ojo). La cirugía debe colocar el globo ocular en una posición que corrija la desviación, la cual se mide en dioptrías prismáticas.

En casos concretos se puede utilizar toxina botulínica para tratar el estrabismo.

¿EN QUÉ CASOS SE REALIZA?

La cirugía del estrabismo sólo es necesaria, si una vez corregidos los defectos ópticos y la ambliopía, persiste la desviación ocular.

EXÁMENES PREVIOS

DURANTE LA INTERVENCIÓN

Una exploración oftalmológica completa debe ser realizada por el especialista antes de realizar la cirugía del estrabismo para valorar el grado de desviación y el tipo de estrabismo que padece. También se deben descartar la presencia de otras patologías o defectos ópticos asociados al estrabismo.

Se pueden solicitar pruebas como la videoculografía (mide la motilidad ocular) o el test de Lancaster (mide la motilidad ocular extrínseca, especializada en estrabismo), para valorar la desviación ocular.

La cirugía se puede realizar con gotas de anestesia, sedación o anestesia general, según el paciente que se trate. En niños por ejemplo, se realizará anestesia general.
En el procedimiento, se tratan los músculos oculomotores y se colocan en una posición que corrija la desviación ocular.

POSTOPERATORIO

La cirugía se realiza de forma ambulatoria, por lo que una vez finalizada la operación, el paciente puede regresar a su casa. La mejoría del estrabismo es inmediata, aunque los resultados definitivos se apreciarán pasado un mes. Los primeros días los pacientes pueden referir sensación de cuerpo extraño u ojo rojo, pero desaparecerán en unas semanas.

En ocasiones, se recomienda que el paciente utilice un prisma tras la operación. Además, se deben dar colirios durante las primeras semanas. Tras la cirugía, el oftalmólogo debe valorar el estado del paciente.
El paciente puede realizar vida normal y no requiere reposo, pero se aconseja evitar baños en playas/piscinas durante unas semanas.

PATOLOGÍAS

TRATAMIENTOS

PROFESIONALES

93 565 60 20 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies