Blefaroespasmo

¿QUÉ ES?

El blefaroespasmo forma parte de un grupo de enfermedades denominadas distonías, que son trastornos en el tono y el movimiento muscular.

En concreto, el blefaroespasmo es una contracción espasmódica (rápida), involuntaria y repetitiva del músculo orbicular (el músculo que rodea el ojo, encargado de cerrar los párpados).

Debe diferenciarse del espasmo hemifacial, que no se trata de una distonía, pero afecta a los músculos de un lado de la cara, pudiendo afectar al ojo.

¿POR QUÉ SE PRODUCE?

Dentro de las distonías faciales, el blefaroespasmo es uno de los más frecuentes.

Puede ser causado por:

  • Alteraciones neurológicas del sistema nervioso central.
  • Efectos secundarios a algún medicamento (es importante notificar este efecto secundario al doctor y revisar con él los medicamentos que toma).
  • Una falta de lubricación de la superficie del ojo, ya sea por poca lágrima o mala calidad de ésta, puede provocar el aumento de la actividad del párpado, para distribuir la lágrima lo más uniformemente posible.

¿CÓMO SE MANIFIESTA?

El blefaroespasmo se manifiesta con parpadeo incontrolable, cierre forzado de los ojos, contracción asociada de otros músculos (cuello, cabeza o boca)… Estas contracciones sólo desaparecen cuando el paciente duerme.
Si el cierre de los párpados es severo, el cuadro puede acompañarse de disminución de la visión.

TRATAMIENTOS

El sol y la sequedad ocular pueden empeorar los casos de blefaroespasmo, por lo que el uso de gafas de sol y de gotas lubricantes puede ayudar a mejorar la sintomatología.

Por otro lado, en casos más graves o que no respondan a los tratamientos anteriores, se puede utilizar toxina botulínica para relajar los músculos y evitar su contracción. No obstante, este tratamiento es temporal y deberá repetirse.

En casos ya severos, se puede realizar tratamiento quirúrgico: la miectomía del músculo orbicular u orbiculectomía, que consiste en extraer parcial o totalmente las fibras de este músculo, para evitar que continúe cerrándose.

PREVENCIÓN

El blefaroespasmo no puede prevenirse, pero es importante detectarlo a tiempo.

Es importante controlarlo en la infancia, ya que es frecuente que la distonía se extienda a otros grupos musculares y evitar las complicaciones que se asocian a las reiteradas posturales derivadas de las distonías.

RESUMEN

DEBUT

No tiene edad de presentación concreta, pero en la infancia hay riesgo de que la enfermedad vaya a más.

SÍNTOMAS

Parpadeo involuntario e incontrolable, cierre de los ojos forzado, contracción de otros músculos del cuello, cabeza y cara, en casos graves se puede acompañar de disminución de la visión. Las contracciones desaparecen cuando el paciente duerme.

REVISIÓN

Es importante acudir frecuentemente al oftalmólogo para su detección precoz.

PREVENCIÓN

No se puede prevenir, pero es importante detectarlo a tiempo.

PATOLOGIAS

TRATAMIENTOS

PROFESSIONALES

93 565 60 20 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies