Rejuvenecimiento facial: párpados, botox y ácido hialurónico

La oculoplástica es una sub-especialidad de la oftalmología encargada de tratar problemas de rejuvenecimiento facial cuidando el ojo y su visión. Suelen ser estéticos o funcionales de los párpados, las órbitas o las vías lagrimales. En estos, se concentran gran parte de los problemas estéticos y signos de envejecimiento. Entre ellos destacan bolsas, ojeras, arrugas perioculares, flacidez palpebral o descenso de cejas.

La plástica ocular también se ocupa de la reconstrucción cosmética en personas que presentan lesiones o cicatrices deformantes secundarias a accidentes o cirugías.

Así, nuestro equipo de oculoplásticos tiene experiencia en diagnóstico, tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos de problemas estéticos o de envejecimiento que afectan la parte media y superior del rostro. Esta zona, es extremadamente delicada por la cercanía de los órganos oculares. Ello hace imprescindible que la zona sea tratada por un oftalmólogo especializado.

Párpados

La blefaroplastia es la cirugía estética o cosmética de los párpados. Dicha cirugía tiene como objetivo corregir las arrugas y exceso de piel de los párpados, quitando o reposicionando las bolsas adiposas; logrando de esta forma un rejuvenecimiento en la mirada.. Se realiza tanto en párpados inferiores como superiores.

Ácido hialurónico (rellenos)

Inyecciones de sustancias de relleno para restaurar el volumen perdido o borrar las arrugas. El más destacado es el ácido hialurónico, una sustancia de origen biológico que alisa los pliegues subcutáneos y estimula la producción de colágeno, multiplica y prolonga el resultado rejuvenecedor

Botox (toxina botulínica tipo A)

Se utiliza para corregir arrugas dinámicas o de expresión. Se aplica principalmente en la mitad superior del rostro, siendo el entrecejo y patas de gallo las zonas más habituales.

Peelings y mesoterapia periocular

Peeling de tratamiento específico de imperfecciones en la zona periocular: arrugas en párpados (superior e inferior) y en laterales
externos (patas de gallo), hiperpigmentaciones, flacidez, pérdida de densidad del tejido, ojeras, pérdida de luminosidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies