Dra. María José Couce, oftalmóloga especialista en cirugía plástica ocular

“La mirada dice mucho de nosotros, por lo que la oculoplastia no nos deja margen de error”

La Dra. María José Couce es oftalmóloga especialista de la Unidad de Cirugía Plástica Ocular del Instituto OMIQ de Oftalmología Médica y Quirúrgica. En esta entrevista nos habla de la Blefaroplastia, la cirugía que sirve para rejuvenecer los párpados y nuestra mirada.

A menudo los párpados presentan anomalías que provocan molestias y pérdida de visión, que se pueden corregir mediante cirugía. La blefaroplastia es una de las técnicas que permiten tratar los cambios asociados a la edad, rejuveneciendo la mirada sin cambiar los rasgos de expresión.

¿A qué llamamos oculoplastia o cirugía plástica ocular?

La Oculoplastia es la subespecialidad de la oftalmología especializada en la corrección de las alteraciones de los párpados, la vía lagrimal y la órbita. Estas anomalías pueden producirse por enfermedades, envejecimiento, accidentes o tumores, entre otros. La zona periocular es muy delicada, por lo que una intervención en ella deberá ser realizada por un profesional altamente especializado. El objetivo es lograr una cirugía mínimamente invasiva con cicatrices prácticamente invisibles. La mirada dice mucho de nosotros, por lo que la oculoplastia no nos deja margen de error.

¿Cuáles son los problemas más comunes que se producen en los párpados?

Las alteraciones de los párpados pueden provocar molestias y pérdida de visión, además de cambios en el aspecto estético de los ojos. En la vía lagrimal el problema más frecuente es la obstrucción de la misma, lo que provoca lagrimeo e infecciones de repetición. En la órbita, pueden producirse inflamaciones y tumores que podrían provocar el desplazamiento del globo ocular e incluso pérdida de visión.

Como los párpados son los responsables de lo que transmite nuestra mirada, el envejecimiento y cualquier alteración en los párpados da lugar a una mirada triste, cansada y más apagada. Gracias a la blefaroplastia superior podemos rejuvenecer la mirada y conseguir que los ojos expresen nuestras verdaderas emociones.

Blefaroplastia

¿Qué técnicas se emplean para corregir estos problemas?

Se utilizan diferentes técnicas según la patología a abordar. En el caso de la Dermatocalasia (exceso de piel en los parpados superiores), en Omiq aplicamos la Blefaroplastia Superior, la cirugía más adecuada ya que elimina el exceso de piel y grasa que acumulan los párpados con el paso de los años. También hay otras técnicas para corregir alteraciones en los párpados como las técnicas de Pexia, que reparan tendones y fijan tejidos, o las técnicas de corrección de la Ptosis palpebral, utilizadas cuando no funciona bien el músculo que eleva el párpado superior y abre el ojo.

¿En qué consiste la blefaroplastia?

Los oftalmólogos especialistas de Omiq aplicamos una incisión para eliminar el exceso de piel y grasa en el párpado superior, a nivel del pliegue cutáneo del párpado para ocultar la cicatriz. En el párpado inferior, la incisión se realiza por dentro del párpado, en la conjuntiva, dejando la cicatriz invisible.

La duración de esta intervención varía entre 1 y 2 horas. Ni la cirugía ni el postoperatorio suelen ser dolorosos, causando apenas algunas molestias. Normalmente aplicamos anestesia local junto con una sedación suave para tranquilizar. Al terminar la operación y tras un breve tiempo de reposo, el paciente se puede irse a casa.

¿Qué ventajas aporta acudir a un especialista para una blefaroplastia?

Nuestros oftalmólogos especialistas en cirugía plástica ocular conocen en profundidad la anatomía y fisiología, tanto del ojo como de los párpados, y están formados en microcirugía mínimamente invasiva. Por ello pueden lograr el mejor resultado estético sin alterar la importante función del párpado como protector del globo ocular. Así se logra una gran armonía entre estética y funcionalidad.

Además, en nuestro afán por innovar, en el Instituto Oftalmológico OMIQ, hemos incorporado nuevos  tratamientos de estética periocular. Utilizamos ácido hialurónico y toxina botulínica (botox) para  las arrugas y bolsas oculares con la finalidad de mejorar la mirada. 

Cirugía plástica ocular: botox y rellenos
 
¿En qué ocasiones es aconsejable la aplicación de botox?

Además de utilizarla para corregir las arrugas de expresión, en Omiq utilizamos la toxina botulinica, popularmente conocida como Botox, como tratamiento de patologías como el Blefaroespasmo (contracción involuntaria espasmódica del músculo orbicular de los párpados).

Se suele aplicar principalmente en la mitad superior del rostro. El entrecejo y las patas de gallo son las más habituales, aunque también se pueden tratar otras zonas, dependiendo de los resultados deseados.

El botox es una sustancia que actúa disminuyendo la función del músculo sobre el que se aplica. De ésta manera, se relajan temporalmente los músculos faciales, previniendo la formación de arrugas y suavizando las existentes sin perder la capacidad de expresión.

Este tratamiento se realiza habitualmente en consulta por un especialista en estética oculofacial. El efecto comienza a observarse a los 4 días y logra su mayor efecto a los 15 días. Según el paciente, la duración del tratamiento varía entre 4 y 6 meses y va disminuyendo progresivamente.

¿Y cuándo se aplican las sustancias de relleno?

Las sustancias de relleno o “Fillers” se aplican para restaurar la pérdida de volumen facial o bien disimular las arrugas existentes. El ácido Hialurónico es el filler por excelencia.

Se trata de una sustancia de origen biológico presente en diversas zonas de nuestro organismo. Gracias a sus propiedades, actúa hidratando y estimulando la producción de colágeno. 

Nos permite remodelar formas y contornos del rostro y labios, otorgar volumen en las áreas modificadas por el proceso de envejecimiento como ojeras, pómulos, mentón y mandíbula. Además, nos ayuda a rellenar surcos y arrugas estáticas, es decir, las arrugas visibles con el rostro en reposo.  

El tratamiento lo realizan nuestros especialistas en la consulta, mediante microinyecciones. Tras su aplicación pueden notarse los resultados de manera natural. Su efecto disminuye progresivamente a lo largo de los 9 meses o 1 año, dependiendo de cada paciente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies